viernes, 28 de julio de 2017

El sick-o-logo

El Sick-o-logo
Edward era un tipo aparentemente normal, con esposa, hijos, una mascota y una vida monótona todos los días salía por la mañana a dejar a sus hijos a la escuela, eran dos niños ambos eran unos demonios, inquietos como todos los niños de su edad, Tom era el más pequeño tenía siete años y era tan desastroso que su hermano diego de ocho años había llegado a golpearlo varias veces sin ser reprendido, pero este mismo era tan despreciable que el simple hecho de observarlo causaba repugnancia, pero Diana era diferente, ya era una señorita de trece años, muy tranquila y al parecer feliz con su familia tan normal,¡huh!... Olvidaba a Mari la esposa, era una mujer joven, apenas treinta años, de muy buen cuerpo como para haber tenido ya a tres hijos, retomando aquella mañana, los malditos mocosos debían ir a la escuela y Ed tendría que llevarlos, así que les ordeno ir a el auto y subir, los tres subieron, Tom y Diego subieron a la parte trasera, la pequeña y excitante Diana subió al asiento del copiloto, antes de que Ed saliera de la casa se escucharon gritos y varios objetos de vidrio rompiéndose, luego de algunos segundos salió de la casa, parecía que llevaba prisa y en su rostro se dibujaba una expresión de preocupación y quizá de angustia, la distracción de los pequeños era que Tom y diego pelearan por un estúpido juguete y Diana trataba de calmarlos, por esa razón no habían escuchado nada ni habían notado el nerviosismo de su padre.
Ed encendió el auto y con tono autoritario grito que se callaran, los niños se miraron serios y guardaron silencio todo el camino, Tom y diego debían entrar a la escuela temprano, pero no así la apetecible Diana, ella podía llegar tarde, al fin y al cabo, la llevaría su padre, él era un padre modelo, era uno de los padres más respetables de la escuela... Él era el psicólogo, - (¡ja ja ja! Mejor dicho, era el sick-o-logo)- uno de los mejores, era un alma caritativa, todo un pan de dios.
Así pues, se dio a la tarea de llevar a los asquerosos escuincles a la escuela, y bajaron del auto... Y besaron a su amado padre como siempre lo hacían... Y sonrieron como a diario al bajar del auto... Y corrieron hacia la escuela como lo hacían siempre, despreocupados de la vida, sin saber que sería la última vez que lo harían, Diana miro a su padre y le regalo una sonrisa tierna e inocente, una de esas sonrisas que nos excitan a nosotros los sick-o-patas, se acercó a Ed y le dio un beso en la mejilla, tan dulce e inocente como el de toda hija a la edad de que se las cojan a las muy perras, le expreso cuanto lo amaba, pues era su amado padre... Su amado padre ejemplar, Ed hecho de reversa el auto y salió del estacionamiento de la escuela
miro a la hermosa Diana y le sonrió tocándole la pierna con la inocencia de un padre morboso y le dijo que hoy no iría a la escuela, sino que irían a visitar a sus tías, las cuales ciertamente eran un par de viejas arañas ponzoñosas, y así fue, el buen y ejemplar Ed explico a sus gordas y viejas hermanas que dianita y sus malditos hermanos pasarían la noche en su casa porque deseaba pasar tiempo con su esposa, las estúpidas hermanas se tragaron toda esa mierda de que lo hacían por mantener bien su relación como pareja, no como familia por que como familia eran perfectos.
Ed volvió a casa feliz en su auto, por fin tendría tiempo de coger todo el día con su puta particular, ups! Su esposa, cuando por fin llego a casa miro a su esposa en el suelo aun desmayada por los golpes recibidos antes de que salieran Ed y los niños, el mismo se aseguró de que las cortinas estuvieran bien corridas y las puertas bien cerradas, tomo a Mari de los cabellos y la arrastro hacia una habitación de la casa, la desnudo y la coloco en la cama, la amarro de pies y manos y le hizo una bonita mordaza con una agujeta y un calcetín para que su perra no aullara.
Comenzó a  tocar su cuerpo, esas deliciosas tetas apenas cabían en sus manos, las sobaba con ansias y lujuria, las lamia, jugaba con esa deliciosa carne, después toco más abajo y más, y más, hasta llegar a esa vulva la cual siempre estaba muy bien rasuradita, al tocarla se dio cuenta de que la muy perra a pesar de estar inconsciente estaba mojada, introdujo sus dedos en esa vagina que pedía a gritos una verga grande y cabezona, Mari comenzó a reaccionar y miro aterrorizada a su verdugo, a su amado esposo que ahora era su agresor, comenzó a llorar y a retorcer su cuerpo queriendo escapar de su tormento, sabía que todo podía terminar mal, o bien que solo podría ser un juego, y miro a su alrededor con los ojos llenos de dolor, lágrimas y tristeza.
El pánico se dibujaba en su rostro, pero nada podía hacer contra su amado verdugo y cedió ante la autoridad de su opresor, solo miraba despavorida los actos repugnantes y pervertidos de su esposo y más que mirarlos los sentía muy pero muy dentro de su ser, Ed se despojó de la ropa y se colocó encima de Mari besando y lengüeteando su cuello, luego sus tetas, después su vientre y por ultimo esa vulva rosada que olía delicioso, jugueteo con el clítoris de su puta hasta que decidió penetrarla violentamente, una y otra vez hasta terminar eyaculando dentro de ella, toda esa leche fue saliendo poco a poco cuando saco su verga ya flácida de la vagina de Mari.
Fue por un cuchillo de la cocina y volvió con Mari, se paró en la puerta de la habitación y encendió un cigarrillo, mientras fumaba miraba a Mari, ahí, acostada, amarrada a la cama, sin posibilidad alguna de escapar, -Ed dijo- ¿ayer pensabas que pasaría esto?, Sabes que no volverá a pasar ¿verdad?, Pero no te estoy pidiendo perdón, solo te digo que no pasara nunca más porque... Morirás hoy-, acto seguido camino hacia la cama y con el cigarrillo quemo el seno derecho de Mari, fumo y lo volvió a hacer y así una y otra vez hasta que se acabó el cigarrillo, se quedó parado un momento observando aquel panorama de cenizas y carne irritada, tomo el pezón derecho de Mari con los dedos índice y pulgar, lo estiro y lo corto desde la deliciosa aureola rosada, Mari se retorció del dolor, pero eso no impidió que Ed lo hiciera, Ed tomo el pezón y lo introdujo en su boca masticándolo suave y lentamente, después comenzó a beber la sangre que escurría de la teta de Mari, encendió otro cigarrillo y cauterizo la herida con quemaduras.
Mari no soportaba más, su llanto se desvanecía poco a poco de su rostro hasta que se desmayó del dolor, apenas había perdido el conocimiento Mari cuando Ed golpeo con sus puños los senos de su amada zorra, esta volvió en si al sentir el castigo, cuando Ed vio los ojos de Mari abiertos y llenos de lágrimas dejo de golpear sus senos, salió de la habitación y busco algunas velas de cera, pinzas para colgar ropa, agujas, alambre, spray para el cabello, pinzas de corte y varias cosas más, ya que haría una serie de torturas a su amada, a su perra, primero tomo las pinzas para ropa y las coloco en sus labios vaginales, acto seguido inserto las agujas en el seno izquierdo de su amada perra, el alambre le fue de gran ayuda cuando decidió ponerla en una posición en la que le fuese fácil cogérsela mientras la torturaba, así que le abrió las piernas y las amarro por el empeine, corto alambre a manera de que al amarrarlo jalarlo impidiera que se cerraran las piernas, en este amarre le permitía pasar el alambre entre sus nalgas para así amarrar sus brazos por la espalda para inmovilizarla y así disfrutar la violación.
Tomo el spray para cabello y encendió el mechero apuntando el atomizador hacia las agujas del seno tan precioso de Mari, calentando así las agujas con una flama provocada por el spray y el fuego del mechero, la carne se llenaba de pequeñas yagas alrededor de las agujas y Mari trataba de soportar aquel tormento, Ed la volteo a manera de que su culo quedara hacia el aire, movió el alambre hacia un lado y se provocó una erección, puso saliva en su verga y en el culo de Mari, la tomo por la cintura y arremetió contra su culo con fuerza, penetrándola con tal violencia que el culo de Mari comenzó a sangrar, saco su verga llena de mierda y sangre y encendió una vela, mientras la cera se derretía siguió penetrando violentamente el culo de aquella mujer que hasta hoy lo había amado, la cera derretida se acumuló en la vela y Ed la tomo con su mano izquierda sacando al mismo tiempo se verga del culo dilatado de Mari, introdujo los dedos índice y medio en el esfínter de Mari para evitar que se cerrara y vertió la cera caliente dentro del ano de su perrita preciosa<p>
Ed comenzó a masturbarse y vació su semen en los ojos de Mari provocándole un gran ardor en los ojos.
Cuando Ed eyaculo comenzó a golpear brutalmente a Mari por todo el cuerpo, dándole puñetazos en el cráneo, costillas y espalda, así también la pateo en diferentes zonas del cuerpo hasta que Mari se desmayó nuevamente, pero eso no lo detuvo, eso no impidió que Ed siguiera con su tortura muy por el contrario se puso incontrolable y comenzó a buscar el cuchillo y cuando por fin lo encontró asesto varias puñaladas en la cara y cuello de Mari, destrozando ese bello rostro de ángel para convertirlo en simple carne sanguinolenta.
Esta vez no le intereso en lo más mínimo el sexo y apuñalo incontables veces a Mari por todo el cuerpo hasta que lo único reconocible de Mari fue aquel seno con múltiples quemaduras y sin pezón, todo era una pesadilla para Ed, pues despertó de esa histeria que había acumulado en todos esos años de matrimonio.
Pensó en el suicidio, pero después recordó que sus hijos lo habían hecho enojar de igual forma que la perra de su esposa, su amadísima Mari...
Llevo el cuerpo a la cocina y corto el cadáver en varios trozos, coloco cada pedazo dentro de bolsas de plástico negras y cada una de estas la metió al refrigerador.
Limpio con toda pulcritud su (¡hum...!) Cuarto de juegos o mejor dicho su lecho nupcial, aquel lugar donde habían pasado todas esas noches de amor y placer, donde hace unos momentos se habían encendido todos aquellos rencores, todos esos deseos reprimidos en la mente de Ed, pero ya no había algo más que ocultar en su mente, ya no tendría por qué reprimirse aquellos sentimientos de todos esos años de matrimonio.
Al terminar de limpiar todo el lugar y borrar toda evidencia de sangre salió de la casa y se dirigió hacia la escuela de sus hijos, en la misma miro a sus asquerosas hermanas y les explico que llevaría a Tom y a Diana a visitar a sus abuelos, pero diego debía ir con su madre a un viaje importante, en el cual estarían más cerca este pequeño niño y su madre ya que lo necesitaban como terapia para que los imbéciles y estúpidos niños dejaran de ser problemáticos.
Así que Ed se dio a la tarea de manejar hacia la casa de su puta madre y su inútil padre para dejarles el paquete de cuidar a su maldito hijo y a su muy apetecible hija con el mismo pretexto de terapia familiar.
los putos ancianos de mierda se tragaron todas esas pendejadas de ser buena familia, buscar sus putos valores como familia y como personas para vivir bien en la puta sociedad enferma que crea monstruos como él o como yo.
Y dejo a sus putos hijos, pero no a diego, no a el debería llevarlo con su puta madre, y así fue, lo llevo a casa, a la misma habitación en la cual Mari le había hecho disfrutar a Ed esa última ocasión, su última relación sexual como pareja, la última de su puta vida.
Diego se sentó en la orilla de la cama y con esa cara de pendejo tan característica de los niños problema pregunto -¿y mi mama donde esta?- En la cocina-contesto muy sonriente Ed, pero no te preocupes hará una deliciosa comida para cuando salgamos de la ducha, así que comienza a desnudarte para que nos duchemos-, y así lo hizo, diego comenzó a quitarse la ropa y se dirigió hacia el cuarto de baño, Ed lo siguió igualmente desnudo y ambos entraron a aquella habitación la cual sería la última que pisaría el estúpido niño, ya dentro Ed abrió la llave de agua caliente pero no la del agua fría, ¡claro! Sin que aquel estúpido escuincle se diera cuenta, Ed comenzó a rasurarse y ordeno a diego que entrara en le ducha, bajo aquella agua caliente de la regadera, ¡ja ja ja! El imbécil se metió de un solo golpe sin siquiera haberla tocado, esa agua casi hirviendo recorrió su piel quemando todo su ser y así provocándole un ardor indescriptible en su puta piel, el muy estúpido comenzó a gritar y en su desesperación resbalo, al caer se golpeó en la nuca desmayándose, fue entonces que Ed comenzó a golpearlo brutamente hasta casi deshacerle la cara a puntapiés y puñetazos, lo sentó sobre el inodoro y le metió el pene en la boca, en su puto hocico sangrante el cual utilizo de mingitorio, y siguió golpeándolo con tanta brutalidad e histeria que cualquiera habría dudado de la condición de Ed como sick-o-logo, lo golpeo hasta el cansancio, hasta que ya no pudo más y se dio cuenta de que solo golpeaba el cadáver de su maldito vástago, y como ya estaba muerto no le importo el verlo así y unto vaselina en su verga y la empujo de un solo golpe en el culo dilatado de diego, fue un gran placer para Ed el violar el cadáver de aquel maldito niño que lo había hecho molestarse durante tantos años, lo violo con tanta saña que hasta yo habría deseado ser Ed en esos momentos para disfrutar de un culo así de apretado, después de unos minutos de esos movimientos frenéticos Ed eyaculo dentro del recto de su tan amado hijo, su tan apreciado juguete sexual, solo eso un juguete "nuevo".
No me importa si piensan que soy un maldito degenerado, o si piensan que Ed lo es, bien Ed limpio su verga en el cuerpo, ¡ups!, Cadáver de su hijo y lo llevo a la cocina para comenzar a destazar aquel miserable cuerpo y arrancar la piel para así lavar la carne y hacer un delicioso caldo con verduras, el tan conocido "caldo tlalpeño" en México.
Arrancó la piel cuidadosamente ayudado de un filoso cuchillo, después abrió el cuerpo y saco las vísceras del miserable cuerpo, al terminar lo destazo y comenzó a lavar la carne parte por parte, guardo lo que no necesitaría en el refrigerador y puso a hervir el resto en una olla mientras picaba las verduras y hacia su rica salsa para degustar ese delicioso caldo de carne tierna.
Después de un rato agrego las verduras y dejo la olla en la estufa a fuego lento, limpio todo y salió a buscar  a Tom a la casa de sus abuelos, ese maldito escuincle seria su principal blanco, sería el ser que más sufriría a manos de Edward, aquel padre impecable y sick-o-logo tan reconocido y apreciable, así pues salió en su auto y se dirigió hacia la casa de sus padres, de regreso paso a una tienda departamental a comprar algunos "juguetes" como una pistola de perdigones, claro de las que usan gas comprimido, pastillas para dormir, anzuelos para pesca, hilo para caña de pescar, catéteres, baterías de 9 voltios y cable, el maldito escuincle estaba feliz ya que pensaba que irían de pesca, pero jamás se imaginó que todo lo que compro su padre era para torturarlo, al llegar a la casa la comida estaba lista y ambos se sentaron a comerse al estúpido de diego, Tom dijo que estaba delicioso y vaya que era raro que el dijera eso de la comida casera.
Pero lo que más le gusto al imbécil de Tom fue su refresco de cola con pastillas para dormir que Ed le había puesto discretamente antes de comer y ya comenzaban a hacer efecto, así que Ed como buen padre cargo a su somnoliento hijo a su habitación para que durmiera... Por última vez...
Lo amarro con el hilo de pescar al punto de que sus cuatro extremidades se comenzaron a poner moradas al cabo de unos minutos, los anzuelos los atravesó en los pezones de Tom y uno más en su pene como si este fuera simple carnada para un pez , los ato todos con hilo y lo estiro hasta que quedo bastante tenso, pero el maldito escuincle no sintió nada por el efecto de las pastillas, Ed siguió con su juego pero no sin antes claro, ponerle una mordaza a Tom para que no gritara, desarmo el estéreo de la casa y le quito el regulador, si aquel cuadro con una bobina que se usa para hacer máquinas de toques, tomo el cable y lo coloco en las agujas de los catéteres, asimismo  coloco cable en los anzuelos y todo lo conecto a las puntas del regulador, lleno una cubeta con agua fría y sal, luego la vacío sobre el imbécil de Tom, cuando este despertó vio lo que Ed había hecho y trato de librarse pero esto le costó varios golpes en la cabeza, Ed tomo los catéteres y comenzó a colocarlos en diferentes partes del cuerpo de Tom, uno en cada sien, en los testículos coloco varios pero introdujo uno en el orificio del glande del pene de Tom, en la parte trasera de ambas rodillas y uno más en la nuca, conecto las baterías al regulador y vio aquella reacción de los músculos del cuerpo a la descarga.
Entre tanto Tom aun sentía mucho sueno por el efecto de las pastillas, Ed solo quería divertirse y comenzó a disparar perdigones hacia el cuerpo de Tom a una distancia  menor a los dos metros lo que permitía más profundidad a los perdigones en los brazos y piernas de Tom, pero como buen padre que era Ed curaba las heridas con sal y cinta aislante después de vaciar cada cargador de la pistola, aquella pesadilla que vivía Tom solo era un poco de lo que le haría pasar Ed, y la tortura siguió alternándose entre descargas y perdigones durante varias horas hasta que llego la noche y llevo al moribundo Tom al sótano, lo amarro muy bien con cinta aislante de pies y manos y aseguro bien la mordaza, pero no fue el fin de la tortura no, solo se había terminado la parte divertida porque en el sótano había ratas rabiosas y muy hambrientas que se la pasaban esperando mucho tiempo para comer, algunas veces moría una rata y la devoraban, pero esta vez tendrían un manjar de carne tierna y lo disfrutarían bastante, quizá hasta podrían guardar un poco para degustar más carne en la mañana, cuando Ed salió del sótano las ratas se abalanzaron sobre Tom mordiendo varias partes de su cuerpo, principalmente las nalgas y piernas pues es donde más carne había, solo se escuchaba el chillido de las ratas y los sollozos de Tom, después de un tiempo los sollozos cesaron, Tom había muerto desangrado por que unas ratas mordieron su yugular y varias venas más haciéndole pasar una agonía tan preciosa por sentir el dolor de las mordidas y la sensación de estar vaciándose gota a gota.
Ed mientras, dormía plácidamente en si cama ya si preocupaciones de alimentar a su familia, la noche paso rápido para Ed, pero ahora tenía que pensar que hacer con Diana, aquella linda chiquilla a la cual no le iría tan mal como a su madre y sus hermanos, a Ed se le ocurrió una idea estupenda, salió de casa a buscar a su hija a casa de sus abuelos ya era sábado y su plan era perfecto, claro después de este día todo sería diferente y tendría una nueva vida, una que no muchos habrían pensado en tener.
Al llegar a casa de sus padres abrazo muy fuerte a Diana, le dijo que la quería bastante y que sería un buen día ya que viajarían a la playa para festejar que la terapia había sido exitosa pues ya no habían problemas entre ellos, también dijo que los niños y su madre se habían adelantado al vuelo de la mañana para hacer cosas como desempacar en el hotel y cosas así, y con esa habilidad logro convencerla de comprar ropa en una tienda, claro ropa sexy para la playa, ella no lo tomo mucho en cuenta ya que su padre siempre había mostrado respeto por sus gustos y le tomó la palabra, a final de cuentas ella tenía algunos encantos que ensenar a pesar de su edad, mientras Diana buscaba ropa adecuada un bonito traje de baño; -¿y por qué solo uno?-Se preguntó-así que tomo dos más, los más sexis que encontró y se los mostro a Ed, claro que a Ed le gustó la idea, Ed camino entre los pasillos para buscar lencería aún más sexy que esos simples trajes de baño, pero también busco una par de faldas parecidas a las escolares y un par de blusas para hacer juego, pero como "irían a la playa" Diana debía verse bien para causar buena impresión así que Ed pregunto si ella deseaba rasurar o depilar sus deliciosos labios vaginales, Diana se quedó pensativa, dudosa, pero no por sospechar algo de Ed, sino porque sabía que rasurarse era rápido pero días después habría comezón, pero, por otro lado jamás se había depilado y tuvo curiosidad por esta opción, la emoción de ir a la playa hacia que no se diera cuenta de lo que su padre haría si le seguía el juego, pero bien, ella opto por la depilación así que Ed compro una mierda de esas que anuncian en la tv. ¿Cómo se llama? Fuck me, push me, o algo así no recuerdo, pero apuesto a que tu si sabes... ¡Ja ja ja! Y regresaron a casa no sin antes pasar a comer unas deliciosas hamburguesas del "burdel kid", no recuerdo el nombre del establecimiento quizá tú lo recuerdes, Diana quería aparte de su hamburguesa refresco (soda) de naranja y fue cuando Ed aprovecho para ordenar, sabía que no se terminaría un vaso grande y tendría para el camino, claro que sería para poner un poco de eso que muchos conocen, yumbina, si no saben para qué es búsquenla en una sex-shop y dénsela a una mujer y verán que maravilla, pero no hablamos sino de la niña preciosa, si, de Diana.
Y así fue, Diana no se terminó su refresco, pero Ed sabía muy bien cómo haría que se lo terminara y se aseguró de que comiera esas estúpidas papas con sal que te dan una sed que te hace que te tragues hasta el hielo que está en el vaso, pero el camino no sería muy largo así que para que Diana no sospechara nada  él se adelantó al auto dándole la orden de que tirara la basura, apenas entro al auto disolvió la yumbina en la bebida de Diana, claro que no mucha pues su sabor a vitaminas es penetrante y Ed no quería que ella se diera cuenta de nada.
Así pues, observo que Diana estaba por salir del establecimiento y como buen padre llevo el auto a donde estaba ella para que no caminara mucho en el peligroso estacionamiento pues uno nunca sabe las malas intenciones de la gente que pueda estar en un sitio así... (¡Ja ja ja!).
Diana subió al auto y Ed manejo algo lento para que la sal hiciera su efecto y Diana comenzara a tomar puesto dentro del plan y así fue, bendito sábado, mucha gente sale de trabajar temprano y hay un tráfico de la mierda, claro que el sol ayudaba un poco más pues hacía un calor que ni su puta madre que estaba en el refrigerador habría querido sentir, (¡ja ja ja! ¡En el refrigerador ja ja ja!) Cuando Diana bebió un poco de su soda Ed supo que era tiempo de acelerar hacia su casa y preparar la cámara de video en el baño, sabía que Diana daría un bonito espectáculo y quizá hasta le insinuaría a Ed que quería tener sexo con él.
Así que se salió lo antes posible del maldito tráfico por una calle cercana de esa avenida tan concurrida y fue lo más rápido y fue lo más rápido que pudo, Diana parecía tener más sed y continuaba bebiendo de aquel vaso, entre sus labios escapo una gota de soda la cual Ed limpio con sus dedos aprovechando para hace una caricia a la bella Diana, lo cual no le extraño pues Ed siempre había sido cariñoso con toda su familia, y más aun con ella por ser la mayor y por ser tan bien portada, toda una hija ejemplar pero que tendría que estar con él o morir, y esa sed que no la dejaba en paz, la maldita sed y a pesar de que comenzaba a sentir una rara sensación entre sus pierna no dejaba de beber, Ed noto que estaba extraña y manejo más rápido para llegar a casa a terminar su plan, antes de llegar se quitó el cinturón de seguridad y entro corriendo a la casa para esconder la cámara en el baño y grabar a Diana en el momento que se desnudara y cambiara sus ropas, tal vez, hasta se masturbaría bajo los efectos de la yumbina, enfoco la lente de la cámara a manera de que grabara en frente del espejo, de tal forma que se apreciara en dos ángulos diferentes el cuerpo de Diana.
Al salir Diana esperaba en la entrada de la casa a Ed para que abriera el porta equipaje para sacar la ropa que habían comprado en aquella tienda, pero esa sensación que sentía entre sus piernas seguía ahí, era extraña pues no la había sentido nunca, estaba tan confundida que había pensado en decirle a su padre lo que le ocurría, pero se detenía por que también presentía que no sería bueno, así que solo espero a que Ed le diera las bolsas u hecho esto entro al baño y se desnudó pero noto que su ropa  interior estaba húmeda, después toco su vulva y en sus dedos observo un líquido baboso y blanquizco, así que volvió a tocarse pero esta vez sintió algo indescriptible y continuo moviendo sus dedos entre sus labios vaginales y abrió las piernas, al parecer sentía delicioso pues comenzó a quejarse suavemente, se recostó encima de la pequeña barra del baño y siguió tocando su cuerpo, solo que la sensación que sentía la había hecho descuidarse por un momento y por tal motivo no había cerrado la puerta del baño, lo cual aprovecho Ed para entrar silenciosamente y observar cómo se masturbaba su hija, esta al darse cuenta de que Ed estaba dentro solo dijo que la revisara pues algo extraño le pasaba, el buen Ed dijo que cubriera sus seno y que la revisaría, claro que nadie sospecharía de un padre ejemplar que es sick-o-logo ¿o sí?, Ed le abrió más las piernas y comenzó a buscar su clítoris entre sus labios vaginales, haciéndole creer que la revisaba pero solo la masturbaba, y acerco su rostro un poco más sin dejar de mover sus dedos, un poco más pero cada vez más rápido hasta que Diana comenzó a quejarse con fuerza, ella respiraba rápido y con fuerza, Ed no desperdició la oportunidad y hundió su rostro entre las piernas de Diana, jugueteando con su lengua aquel exquisito clítoris y esos bellos labios vaginales, Diana solo deseaba seguir sintiendo ese placer tan delicioso entre las piernas, no le importo que fuera su padre el que estuviera ahí con ella, poco a poco Diana sintió más placer y ella misma pidió que su  padre la penetrara, pero esto no es lo extraño sino que ella confeso a su padre que lo había mirado siempre como el único hombre digno de poseerla por primera vez, ella estaba bien informada de sexualidad por medio de su escuela, pero jamás había tenido siquiera esa sensación de haber necesitado las caricias de un hombre, y como es de saberse algo se le quedo de la sick-o-logia de su padre, sabiendo ella desde hace mucho que Ed quería ser el primer hombre entre sus piernas, ambos dentro de su acuerdo siguieron entregándose ese amor de siempre como padre e hija pero a un nuevo nivel ya que ahora se demostraban cuanto se amaban, ella se relajó lo más que pudo y se acomodó preparándose así para la penetración, Ed acomodo su glande en la deliciosa vulva de Diana y lo movió un poco mojándolo con los jugos vaginales de su tan deseada hija, después empujo un poco, con presión pero suavemente, hasta que la vagina de Diana comenzó a ceder ante el miembro de su padre, era una sensación indescriptible ya que estaba confundida porque su vagina recibía el roce del pene de Ed y sentía placer, pero también sentía dolor haciendo las sensaciones más confusas y siendo más placentero para Diana.
Ed estaba más interesado en terminar de fornicarse a su hija, no le importo mucho que fuera la primera vez de su hija, ni que esta fuera casi una niña, ni le importo nada de lo pasado con su familia, solo le importo tener unos pocos minutos de placer con una chiquilla que tenía un cuerpo algo desarrollado para su edad y se movía demasiado bien como para ser su primera vez, pero yo sé bien que si era la primera, Ed termino por eyacular al cabo de pocos minutos, pero algo había hecho mal, ¿que era?, Solo se preguntaba que había sido, bien, cuando el entro en el baño Diana entro a la cocina y miro el cadáver de su madre, el de su hermano lo encontró parte en la olla parte en el refrigerador, así que tomo el teléfono y marco a la policía lo cual hizo rápido y discretamente parándose en la puerta para que Ed no sospechara nada, cuando Diana comenzó a decir todo esto a Ed él se exalto y comenzó a ahorcarla para privarla de la vida, pero en ese momento se escuchó como una puerta se rompía y el grito de... ¡Policía judicial! Se escuchaba en toda la casa, Ed ya no tenía con que defenderse, solo podía tomar a su hija de rehén y así quizá poder escapar, pero un certero disparo perforo su brazo, pero este no entro por la puerta, sino por una pequeña ventana que había en el baño, ¡maldita sea! Había por lo menos un francotirador afuera, esta había sido su primera vez, su primer crimen y fue capturado.
Ed fue llevado a corte, y se le sentencio a cuarenta años por cargos de homicidio múltiple, incesto, violación, canibalismo y varios agravantes mas por su condición de sick-o-logo.
Pero su sentencia no fue nada, lo malo es que su servidor y anfitrión del penal de alto riesgo Sicker y unos amigos más estamos preocupados por el, ya que durante su primera quincena que ha pasado aquí lo hemos golpeado, mutilado, violado, hemos hecho toda clase de torturas con él, pero lo preocupante es que, si muere claro que "será un accidente", pero no habrá con quien jugar más, ¿que por que estoy aquí?, ¡Ja ja ja! Solo porque quiero, en realidad saldré en una semana, yo solo hice disturbio y mate a un policía, nada grave además el dinero mueve todo y si no mal recuerdo en mis cinco mil años de vida como vampiro he ahorrado mucho...
A propósito... Diana será mi próxima presa, no quiero que sufra más ese infierno ya que aquí solo yo puedo ser el victimario...
Cada día que pasa es uno menos de espera para que yo salga a la calle y vuelva a torturar y matar personas que solo se meten con gente inocente, asesinos cuídense porque no saben cuándo morirán, niños huérfanos y violados... Yo terminare su infierno...
Sicker... Justice or crime?...

Los encabezados de los periódicos dicen: niña queda huérfana después de morir su padre en prisión, misteriosamente ella es asesinada, al parecer el asesino solo la mato, no hay indicios de violencia, ni de violación, la muerte de la chica identificada como Diana G. R. Murió de una puñalada en la sien, el asesino esta suelto...

martes, 14 de marzo de 2017

Eterno sueño…

Asi la noche me abrazo
y con la misma ansia le abrace,
aquel frio se desvanecio por fin,
entonces supe que la hora habia llegado.

El dolor fue menguando,
El sueño fue apareciendo,
Cada vez mis parpados fueron mas
y mas pesados…

Por fin, todo parecia alejarse…

Por fin, mi letargo aparecia lentamente…

Y asi, la muerte me abrazo en un
Eterno sueño.

domingo, 29 de mayo de 2016

Escribiendo al aire

Me siento tan vacío...
Así me encuentro,
así siempre ha sido...

Desde el inicio de mi existencia,
cuando la oscuridad recién comenzaba,
cuando la oscuridad apenas era nada...

Ahora yo soy nada y oscuridad...
Me pierdo en soledad y locura...
Me pierdo así, solo y vacío...

Tantas veces me he sentido así,
Tantas como he de respirar,
Cuanta locura deberá haber en mi
Que si bien no se querer la tristeza es mi motor...

Soy oscuridad absoluta en soledad
Eterna...

Soy simple oscuridad...
Simple odio...
Simple tristeza e infelicidad...

Simple y quemante alcohol...

Eterna desolación

Viviendo en la eternidad de la soledad...

Postrado en el trono de la indiferencia...

Incesante horror de tu existir, cumpliendo tu martirio en compañía de los viejos recuerdos...

Víctima de tu propio rencor, asediado por tu odio a ti mismo...

Así, como se dicta tu existencia desde las profundidades del infierno, donde Satán espera a sus siervos...

Donde se han prometido eternos tormentos a las almas débiles y pecadoras...

Donde pocos rebasamos la linea de un simple pecado y la convertimos en perversión y la perversión en una forma de vida... Y la misma vida en vacío...

Ahí donde nos esperan tormentos y horrores que bien podremos aceptar por ser débiles o infringirlos si hemos sabido ser perversos...

Si hemos tenido devoción al eterno trono de la oscuridad... Sirviendo al amo y señor de la tierra y el infierno...

HAIL SATAN!
AVE SATAN!